En 4 Años ITAIPU no avanzó con proyecto de esclusa de navegación que implica inversiones por más de USD 1.500 millones.

0
22
La esclusa se construirá en el lado Paraguayo y deberá sortear 128 metros de altura.

Desde la presentación del estudio de factibilidad en el año 2018, para la construcción de una de las esclusas de navegación considerada más grande del mundo, debido a la necesidad de sortear más de 120 metros de altura entre el lecho del rio Paraná y la parte superior del embalse.

Los estudios estuvieron a cargo de la empresa Witteveen+Bos de Holanda, supervisados por la Compañía Nacional del Ródano (Francia) y la Itaipú, que fuera presentado en Julio del año 2018 con el Ing. Pedro Domaniczky como Director de Coordinación.

Participantes del Seminario Internacional “Hidrovías Regionales, donde se presentaron los resultados de los estudios para la construcción de la Esclusa.

El proyecto implica una inversión aproximada de 1.500 millones de dólares para su construcción y un costo de operación de 8,2 millones de dólares al año.

Desde la presentación del proyecto y estudio de factibilidad, se ha avanzado muy poco, o nada, en el proceso de construcción de la esclusa que servirá para unir grandes regiones del Brasil con el Paraguay y hasta permitirá una salida soberana al mar.

Magnitud del Proyecto

El proyecto plantea la construcción de un canal de desvío con 4 esclusas, a la altura de la represa, Margen Derecha, (lado paraguayo) permitiendo así la navegabilidad a lo largo del río Paraná. Con esta obra podrán salvarse los 128 metros de diferencia en la altura, existentes entre las cotas de niveles del río, a cada lado de la represa de ITAIPU.

El anteproyecto presentado por la consultora holandesa Witteveen+Bos señala que las embarcaciones navegarán de lado a lado de la represa, sorteando la diferencia de altura entre los extremos del canal de desvío, a través de 4 esclusas.

La mega obra constituirá un desafío para la ingeniería y un nuevo récord mundial para ITAIPU, ya que con 30 metros de altura de transposición serán casi dos veces más profunda que la esclusa de Kieldrecht (Bélgica), hasta hoy la más grande del mundo.

Conexión fluvial directa al Océano

El sistema de navegación de ITAPU hará que el río Paraná sea navegable en toda su extensión, posibilitando así una conexión fluvial directa con el Océano Atlántico, para el transporte de producción agrícola, combustibles, commodities (materias primas), vehículos, cargas y pasajeros.

De acuerdo a los resultados obtenidos tras los estudios de factibilidad, el proyecto Esclusas traerá consigo un enorme potencial económico, pues estará estrechamente relacionado a proyectos anteriores como el de la Hidrovía Paraguay – Paraná.

La esclusa se construirá en el lado Paraguayo y deberá sortear 128 metros de altura.

 

 

Los resultados del análisis de costo-beneficio muestran que el VAN (valor actual neto) fue de 114 millones de USD para el escenario esperado (un valor actual neto positivo indica que el proyecto es viable); el TIR (tasa interna de retorno) del 4,1% (superior a la tasa de descuento social del 3,5%, lo que indica que la sociedad va a beneficiarse con el proyecto).

Del lado de los beneficios están las ventajas para el mercado y también para la sociedad, que se pueden resumir: ahorro en los costes de transporte; se alcanza la capacidad del sistema en 2047 (escenario esperado) o mismo 2030 (escenario potencial), si las obras están culminadas finales de 2023; además de la reducción de gases de efecto invernadero y accidentes evitados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here