Construcciones Navales, un sector con potencial en Colombia

0
124

Uno de los sectores priorizados en Colombia por su potencial para aportar al impulso de la economía y convertir al país en ‘hub’ de reparación de buques en el Caribe es el astillero. Este involucra la construcción, la reparación y el mantenimiento de embarcaciones y aparatos navales.

Desde el 2013, el Colombia construyó la hoja de ruta de este sector de cara al 2027. En un documento conocido como ‘Plan de Negocios’ se proyectó que Colombia será referente para la región en la construcción de buques de alta complejidad para nichos específicos, tales como defensa, hidrocarburos, flotas mercantes y transporte fluvial.

“El sector astillero cuenta con importantes ventajas competitivas y comparativas. Tal vez, la más importante de ellas la constituye la posición geográfica del país, lo cual hace que Colombia cuente con una vocación exportadora de servicios de reparación hacia el mercado del Caribe y de embarcaciones hacia diversos mercados en todo el hemisferio”, señala Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva.

Enclave de diversos sectores

Cifras de la Dirección General Marítima (Dimar) señalan que en el país existen 37 astilleros y talleres de reparación, de los cuales la mitad (el 50 por ciento) está en la región Caribe, el 35 por ciento en la Pacífica y el 15 por ciento restante en Antioquia, Bogotá y Valle del Cauca.

Pero una de las ventajas de este sector, especialmente en la construcción de embarcaciones, radica en la capacidad que tiene para generar encadenamientos productivos, pues se estima que incorpora más de 60 actividades industriales agrupadas en los sectores metalmecánico, textil, eléctrico, petroquímico, plástico, madera, tecnologías de la información y telecomunicaciones, entre otros.

En materia de empleo, también es un sector que impulsa la creación de puestos de trabajo. Según el Dane, esta industria ocupó a 6.900 personas en 2019, lo cual representó un aumento del 27,8 por ciento comparado con 2018.

Y un análisis de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB) señaló que por cada empleo directo en este sector, se crean 2,6 empleos en la cadena productiva.
Así pues, se trata de un sector con un gran potencial, indudablemente.

Por eso, desde 2018 Colombia Productiva ha invertido $1.225 millones en preparar a más de 80 pequeñas y medianas empresas en la mejora de sus sistemas de gestión, productos y procesos para, de esta manera, fortalecer la cadena de suministro del sector astillero nacional.

Y, en ese mismo año, se creó el Programa de Fomento para la Industria Astillera (Proastilleros), con el cual se definió un arancel del cero por ciento para la importación de 395 bienes necesarios en la producción de embarcaciones o sus partes.

En la misma línea, el Gobierno acaba de incluir esta iniciativa como uno de los instrumentos que ayudarán a atraer inversión de eficiencia al país. Por ello, en este momento se están simplificando trámites y tiempos de aprobación de este programa, el cual promete llevar a otro nivel la cadena de valor del sector.

Comercio exterior astillero

De igual manera, el sector astillero también suma a las exportaciones colombianas y va en línea con la Política de Comercio Exterior trazada por el Gobierno actual, en la que uno de los objetivos -precisamente- es diversificar la oferta exportable.

Si bien las ventas externas de bienes de este sector sumaron el año pasado US $19,4 millones y representaron el 0,12 por ciento de las exportaciones no mineroenergéticas de productos, se proyecta que en los próximos años aumente esta participación.
En el primer semestre de este año , las exportaciones del sector astillero sumaron US $1,1 millones.

Según el Mapa Regional de Oportunidades (Maro), el país exporta barcos para el transporte de mercancías y de uso mixto (para personas y carga) con capacidad de hasta 50 toneladas; barcos de pesca de registro con capacidad menor o igual a 50 toneladas; balsas, cajas de amarre y boyas; barcos-faro y embarcaciones de recreo, entre otros.

En orden, los principales destinos de estas ventas son: Panamá, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos y Antigua y Barbuda, entre otros.

Y, en materia de servicios, el marítimo también suma a las exportaciones. Por ejemplo, según la Muestra Trimestral de Exportación de Servicios del Dane, en mantenimiento y reparación de transporte marítimo el país exportó un total de US $9,1 millones de dólares en 2019, mientras que en el primer trimestre de este año la cifra fue de US $2,4 millones.

“Los servicios de reparación se orientan a atender embarcaciones en tránsito por el Caribe que provienen de países de Europa, Centroamérica, Norteamérica y el Caribe. Con el fin de incrementar las exportaciones en el segmento de reparaciones y mantenimiento, el sector astillero colombiano realiza importantes inversiones para aumentar la capacidad de levante de embarcaciones, con miras para competir con el mercado del Caribe. Actualmente, el sector cuenta con una capacidad de levante de 4.000 toneladas, lo cual nos pone en una mejor posición para competir en el mercado de reparaciones y mantenimiento del área del Caribe”, explica Fernández de Soto.
Adicionalmente, en un rubro llamando ‘Otros servicios de Transporte Marítimo’ las ventas externas sumaron US $127,4 millones el año pasado, mientras que en el primer trimestre del año se registraron US $28,4 millones.

Fuente: eltiempo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here