Sindicato portuario denuncia que Uruguay está ‘perdiendo soberanía’

0
502

– El Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (SUPRA) aseguró este martes que Uruguay está ‘perdiendo soberanía’ por las decisiones del Gobierno de modificar el reglamento de atraque y ampliar la concesión que el operador belga Katoen Natie tiene de la Terminal Especializada de Contenedores.

Así lo sostuvo a Efe el presidente de dicho sindicato, Marcelo Briñón, quien participó en la charla virtual ‘Soberanía y Puertos’, organizada por su agrupación.

‘Estamos convencidos de que hay una pérdida de soberanía, hay una pérdida de espacios públicos y hay una pérdida del rol del Estado en la administración de puertos como empresa pública’, resaltó.

Hoy las navieras y los armadores que no operan con Katoen Natie van a estar obligados a direccionar sus buques hacia la Terminal Especializada, corriendo un serio riesgo, ya no solo la actividad portuaria sino la economía del país’, dijo.

Y agregó, además, que ‘hay alguna naviera que se ha pronunciado contrario a esto, diciendo que nadie les va a decir con quién tienen que operar. Se corre un serio riesgo de que la naviera no llegue al Puerto de Montevideo’.

Por otra parte, señaló que el sindicato ve de manera negativa la ampliación de la concesión por 50 años más, porque a Katoen Natie le restaba una década para culminar la concesión que tenía vigente.

Mientras tanto, el expresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP) Fernando Puntigliano apuntó durante su participación en la charla que él no comparte la ampliación de la concesión, aunque subrayó que se debe sacar ‘lo mejor’ de esa situación para ‘poder lograr la competitividad’.

‘No olvidemos que Uruguay es un ‘hub’ logístico que tiene que seguir creciendo’, concluyó.

La empresa belga Katoen Natie, dueña del 80 % de la Terminal Cuenca del Plata (TCP, también en el puerto montevideano), anunció en marzo pasado una operación por valor de 455 millones de dólares para la expansión de la Terminal Especializada de Contenedores.

Además, recibió la extensión de la concesión (iniciada en 2001 y por 30 años) por 50 años más (hasta 2081), con lo que Katoen Natie dio por concluido el diferendo que tuvo con el Estado uruguayo ‘por infracciones’ al Tratado de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones entre Bélgica-Luxemburgo y Uruguay.

La empresa anunció en octubre de 2019 -durante el segundo mandato de Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020)- la intención de demandar al Estado uruguayo por el ‘daño’ causado ‘al favorecer, fomentar y tolerar la existencia de una terminal por fuera del régimen legal aplicable’, gestionada por otro operador.

Según palabras del actual mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, el Estado podría haberse enfrentado a un juicio de 1.500 millones de dólares.

Fuente: www.diariolibre.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí