Río Paraguay inundado de corrupción

0
27

En un esfuerzo en conjunto de un grupo de colegas periodistas reconocidos en la lucha contra la corrupción estatal, hemos iniciado un proceso de lucha frontal contra la corrupción que inundan nuestros ríos navegables, con la única arma que tenemos, una lapicera, papel y varios documentos que prueban y respaldan lo denunciado.
Si bien la lucha contra la corrupción es una utopía, buscamos al menos sacar a la luz las diversas formas de operación fraudulenta que sigue tan vigente en las instituciones públicas del país con el involucramiento del sector privado.

En ese sentido nos centraremos en todos y cada uno de las múltiples y variadas practicas deshonestas que se materializan a diario en nuestras vías navegables y que van destruyendo de manera acelerada un sector que desde hace varios años sigue siendo una de las más pujantes, pero actualmente contaminado con extrema corrupción.
Los protagonistas son los mismos actores, algunos de ellos ya conocidos como el alias Homero y el actual candidato a presidir una seccional e hijo mimado del presidenciable Wiens, que pasa gran parte del tiempo operando políticamente, además de grandes personajes que van desde potentados oficiales de la Marina en servicio que incluso cuentan actualmente con grandes flotas de Remolcadores y Barcazas, hasta funcionarios públicos privilegiados que han facilitado las pseudosdocumentaciones fraguadas entre gallos y medianoches para buscar blanquear el estado documentario de barcazas de dudosa procedencia, sin cumplir los mínimos requerimientos técnicos, administrativos, aduaneros y legales.

Así también, navegaremos por el mundo del mercado de titulaciones del personal de la marina mercante nacional que han permitido acceder a los más altos títulos a personas que lastimosamente no han terminado ni la enseñanza primaria; pero pasando por un “complejo sistema alternativo de filtros académicos”. Acompañando a todo esto también hay un sector muy importante del estado que se encarga de la educación y la cultura cuyas instituciones aparentemente han apoyado de manera denodada esta práctica, facilitando el cumplimiento de los requerimientos académicos básicos para poder calificar para los exámenes.

Este nuevo y rentable sistema es aplicado con tanto éxito en los últimos 4 o 5 años. Pero las nuevas tendencias dejan atrás a rezagados; aquellos que se han preocupado en llenar las reales exigencias, pero no han podido cubrir las alternativas y quienes se vieron obligados a continuar sin la posibilidad de presentarse siquiera a los exámenes de promoción.

Paraguay es un paraíso de oportunidades, pero de la misma forma en la que crecen las oportunidades, también crecen las irregularidades que no solo aglutina delitos como fraudes, sino también robos y crímenes. Tal es así que el tramo «soberano» del río Paraguay, que comprende entre Asunción y el Río Apa, unos 500 kilómetros de vías navegables, es la zona donde se da la mayor cantidad de ordeñe de combustible de buques y Remolcadores y, desde donde se abastecen las embarcaciones menores. También es donde mayor cantidad de barcazas con documentaciones presumiblemente falsas existen y que operan hasta en la cementera estatal pasando filtros de licitaciones impenetrables para las empresas serias y que operan con legalidad.

Incorporaciones fraudulentas de Barcazas.

En los últimos cinco años, una gran cantidad de Barcazas ex bandera boliviana y paraguaya con matrícula provisoria considerando la condición en la que ingresaron al Paraguay, adheridas al esquema de Leasing Comercial, han sido incorporadas en bandera definitiva de forma fraudulenta o bajo un esquema oscuro que involucra a la Aduana Paraguaya, Marina Mercante Nacional y en último caso la Prefectura General Naval.
Varias empresas locales ya cuentan con estas bodegas en sus flotas, algunas de ellas pertenecientes a familiares directos de altas autoridades nacionales dentro de las filas de la Armada Paraguaya como el actual Jefe de Estado Mayor de la Armada, y algunos ex comandantes y ex prefectos, entre otras empresas ya de «reconocida trayectoria» en las practicas al margen de la ley, operando directamente con empresas privadas y nacionales o subarrendadas a otras navieras.

Según documentos a los cuales accedimos dentro de la presente investigación hemos podido observar como la Dirección General de Marina Mercante bajo la Dirección del Abogado Patricio Ortega Estigarribia, ha emitido varias disposiciones con las cuales pretende maquillar de manera absurda el estado de irregularidad en la que se encuentran dichas barcazas cuyo Leasing Comercial han vencido hace varios años y contaban con matrícula provisoria.
La disposición N° 39/2022 autoriza al cambio de denominación de las Barcazas SILO 101 B con matrícula 2376-PROV y SILO 49 B con Matrícula 1929-PROV pasando a denominarse TR 04 y TR 03. Las mismas estaban arrendadas por la compañía Naviera Fluvialba (empresa que actualmente ya está fuera de operación) y pertenece a la firma Internacional SOUTH AMERICA BARGE LINE LIMITED (SABLL) y SOUTH AMERICA BARGE LINE LIMITED II (SABLL II) respectivamente pasando actualmente a figurar como propiedad de la empresa MANCAN GROUP S.R.L.

De la misma manera, a través de la Disposición N° 38/2022, el director de la Dirección General de Marina Mercante autorizo el cambio de denominación de la barca SILO 72 con matrícula provisoria 2347-PROV que paso a denominarse VM 01. Arrendada por la compañía Fluvialba Paraguay S.A. de la firma Internacional SOUTH AMERICA BARGE LINE LIMITED II, pasando hoy en día a nombre de la nueva empresa VELMAM S.R.L. Los nombres de fantasías de estas nuevas empresas llamativamente tienen siglas o silabas de los apellidos de jerarcas actuales de la institución naval.

A través de la disposición N° 49/2022, Patricio Ortega Estigarribia, Director de la Marina Mercante Nacional, candidato a presidente de seccional y uno de los directores más mimados por el ex ministro del MOPC y actual precandidato presidencial del oficialismo, también autorizo el cambio de denominación de las Barcazas SILO 26, SILO 36 B, SILO 51 B, SILO 52 B, SILO 54, SILO 70, SILO 79, SILO 80, SILO 100 B, todas con matrícula provisorias arrendadas por Fluvialba de su propietaria SABLL y SABLL II, pasaron a denominarse DNFL en diferentes numeraciones.

Los compradores, adquirieron las barcazas entre el 2018 y 2022 en el estado en que se encontraban tanto técnica como documentalmente, muchas de ellas en deplorable estado incluso hundidas, por lo que la venta se realizó por precios irrisorios con la excusa que eran vendidas para desguace; pero, la astucia de algunos, los llevó a iniciar un proceso fraudulento en las diferentes instituciones involucradas cómo Aduana Paraguaya ya que al estar con el Leasing Comercial vencido, debían ser despachadas para poder permanecer en aguas paraguayas, o, pasaron por un proceso de simulación de construcción en dónde funcionarios de la PGN en connivencia y asesoramiento del Dpto. Técnico de la DGMMN concedieron permisos de construcciones a embarcaciones ya construidas para encaminar una incorporación a la bandera definitiva en carácter de una supuesta construcción nacional nueva.

La Marina Mercante Nacional en su momento advirtió a través de notas oficiales, que las mismas figuraban en los registros con Leasing Comercial vencidos, pero llamativamente, en el presente año fueron autorizados a realizar el cambio de denominación que intenta blanquearlo por completo mencionando que lo habilita de forma definitiva, SIN TENER EN CUENTA, ALEVOSAMENTE, QUE LA CONCESIÓN DE BANDERA, Y SOBRE TODO LA DEFINITIVA, NO ES UNA PRERROGATIVA DEL DIRECTOR SINO UNA FUNCIÓN MINISTERIAL asignada actualmente al Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones; correspondiendo en definitiva, la afirmación del pabellón nacional en un buque paraguayo a una función presidencial y no a la de un director que se atribuye funciones superiores por más de que aspire a ser presidente; presidente de una seccional.

Actualmente estas embarcaciones están diseminadas por todo el rio, operando con empresas privadas y hasta con la cementera nacional, dejando de lado a reconocidos armadores nacionales que han dedicado sus vidas a esta actividad, invirtiendo cada centavo para poder mejorar y aumentar su capacidad.
Así también, el gobierno ha tenido preferencias por los personajes más nefastos del sector para dirigir las entidades reguladoras evidenciándose a estas alturas los desastres que están dejando en su estela. Un director asumiendo funciones presidenciales, entre otras múltiples actividades rutinaria$ y un futuro comandante de la Armada que más bien parece un villano y mercader de una mala pelicula del oeste. No en valde le llaman Homero Psimpson.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí