“Hundiendo” a gran profundidad el servicio logístico

0
727
buque Log-in Jatobá
buque Log-in Jatobá

¿Competitividad o especulación?  ¿Negociado y abuso?

Permítanme ser suspicaz por un momento. Al menos mientras expreso mi pensamiento a través de la escritura.

Hasta hace muy poco algo menos de un año y antes que la pandemia cubra el mundo; estábamos recibiendo a granel noticias referidas en que las empresas navieras estaban solicitando la fabricación no solo de contenedores sino que de barcos portacontenedores de mucha mayor capacidad y ello ante la demanda creciente existente y las proyecciones realizadas.

Incluso durante la convivencia que llevamos con el Covid-19 una de las cosas que menos disminuyó dentro del ámbito del comercio mundial ¡es el transporte de mercancías! De hecho los gobiernos acordaron dejar operativo este canal para que no se afecte más aún la compleja situación imperante. Se implementaron operativos y controles en todos los ámbitos para el transporte de cargas; en el que no quedó ajeno el naviero.

Pues, si nos basamos en datos de la Naciones Unidas, este Organismo indica que “El comercio global marítimo caerá en un 4.1% el 2020 debido a la perturbación sin precedentes causada por el COVID-19, estima UNCTAD en su Informe sobre el Transporte Marítimo 2020, publicado el 12 de noviembre”. Pero, también indica que “estima que el crecimiento del comercio marítimo volverá a territorio positivo y crecerá un 4.8% en 2021, asumiendo que el rendimiento de la economía mundial se recupere. Sin embargo, esto resalta la necesidad de que la industria de transporte marítimo apoye el cambio y se prepare para un mundo post-COVID-19 diferente”.

¡El gráfico es elocuente! En la crisis de 2008/2009 se cayó un 4,4% y se repuntó en un año al 7%. En este período virulento, aún no llegamos al descenso anterior indicado y se prevé para el 2021 un repunte del 4,8%…

CEPAL, indica en su informe -LOGÍSTICA INTERNACIONAL POSPANDEMIA: ANÁLISIS DE LA INDUSTRIA AÉREA Y LA DE TRANSPORTE MARÍTIMO DE CONTENEDORES- Pág. 45 y 46: “A pesar de la caída en el volumen de contenedores movilizado globalmente, no se han observado caídas expresivas en las tarifas de fletes marítimos de contenedores. El índice de fletes de contenedores que se analiza por ejemplo, ha experimentado una disminución a lo largo de los primeros meses, pero se ha mantenido, hasta el mes de junio, en niveles más altos que los de 2019, y ya está, en algunos casos, con señales de alza”.

Y continúa en su presentación, “Es importante notar que, en todos los casos para los cuales hay datos, las caídas sufridas por los fletes marítimos en los primeros meses de 2020 han sido menos drásticas que las del mismo periodo de 2019. Sin embargo, es significativo notar que, al mismo tiempo, fueron muy menores que las de 2009 con respecto a 2008 considerando caídas similares en cuanto a la demanda. Obsérvese que, en aquella ocasión, en el periodo de máxima caída de la demanda de transporte, la reducción de los fletes fue mayor que la actual (ver las diferencias de nivel de junio y julio de 2009 respecto a 2008). Ello es importante de ser observado porque muestra una capacidad de administración de cantidades (e influir sobre los niveles de precios) más marcada que la observada durante las crisis anteriores”.

Ahora, dado estos informes y sin pretender ahondar más en el Océano de información existente me pregunto: ¿qué pasó?

¿Qué paso con el “ganar-ganar”, con el cuidado del cliente? ¿Qué pasó con concepciones que las navieras tienen? como estos:

Somos un equipo de talentos que buscamos las soluciones más adecuadas para implementar la idea. No solo construimos objetos, sino un entorno que inspira y permite el desarrollo”…

Olvídese de rodar su carga o de tener dudas sobre los costos del transporte… te ofrece garantía de carga y precio fijo, incluso en temporada alta. ¡Lo que ves, es lo que tienes!”…

«Mantener una relación honesta y de confianza con los clientes, empleados y socios, y maximizar los beneficios para los accionistas, la sociedad y el medio ambiente».

“A pesar del tamaño y la diversidad de nuestros servicios, nuestro enfoque simple, eficaz y centrado en las personas nunca renuncia.

En… nos tomamos el tiempo para conocer a nuestros clientes y comprender sus requisitos únicos. Esto nos permite aplicar nuestra experiencia en la industria para brindar un servicio personalizado”.

 

Y mi pregunta anterior, se fundamenta con estos conceptos que se encuentran plasmados en cada una de las páginas Web de las navieras, ¡cualquiera sea! Pequeña, mediana o grande. Entonces ¿cómo se entienden conceptos como el siguiente? Publicado hace algunos días:

Maersk Centroamérica informó, en una reunión con medios, que las tarifas de fletes marítimos subirán hasta un 30% el próximo año, esto porque las navieras han enfrentado durante este año una menor cantidad de buques debido a la pandemia por el COVID-19 que afecta al mundo.

Patricia Pérez, directora de ventas de Maersk para México y Centro América, estima que a principios de 2021 se mantendrá la tendencia, lo que impactaría a las tarifas en el corto plazo. Por esto, las navieras están en la búsqueda de tener contratos de largo plazo con sus clientes.

El director de atención al cliente de Maersk en la región, Jorge Monsalvo, sostuvo que la reducción de la capacidad de los buques se debe al incremento en la demanda registrado desde el penúltimo trimestre del año.

Monsalvo también comentó que el gasto que la gente realiza en consumo impulsó una recuperación no anticipada del volumen de carga que se debe transportar vía marítima”

Ahora bien, ordenemos un poco este escrito.

Algunos esconden los contenedores. Otros los aumentan en su fabricación y alquileres. Algunos aumentan los costos de flete porque hay mucha demanda (como si esto fuera un problema, cuando en esta área se trabaja con proyecciones). Otros los aumentan porque la falta de demanda también es un problema (y no consideran la ganancia obtenida cuando no lo era). Lo cierto es que acá hay un solo sector que se perjudica y… ¿Adivine quién es? Si. ¡Acertó! Por ello me permito ser enfático en lo siguiente:

Quiero plantear mi rotunda disconformidad y si es necesario mi denuncia pública y lo hago desde el aspecto institucional que represento, la Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas. Quienes hemos posicionado en el mundo la Certificación de Logística Justa®. Y por ello con las características que conlleva no puedo dejar de expresar mi más enérgica disconformidad y repudio a las medidas especuladoras que están tomando las navieras y otros sectores vinculados al transporte de cargas y a la logística en el mundo. Sin pretender generalizar, porque siempre hay excepciones; considero un despropósito, un abuso, una literal falta de respeto a las relaciones empresariales, públicas y sociales que deben imperar entre las partes. No solo, no se está cumpliendo con lo que tienen escrito en sus plafones de carta de presentación empresarial, sino que abusan de una situación, ajena bajo todo concepto, como es la pandemia provocada por el Covid-19. La disrupción logística para el comercio exterior también afecta a toda, absolutamente a toda la cadena de suministro y consumidores.

Señores navieros ¡no son solo ustedes los que han perdido algo! aunque por lo números manifestados anteriormente y que son de carácter oficial; la pérdida no ha sido tal, y si lo fue, observen nuevamente lo rápido que se recuperarán. Díganme, ¿qué otro sector empresario, comercial, institucional, etc. tendrá una recuperación tan acelerada como la de ustedes? Si esto que hacen, como lo manifiesta Maerks, generando un aumento del 30% para dentro de unos días, no es abuso, ¿qué es? Señores, ¡la dominación hace mucho que finalizó! La arbitrariedad igual. Entonces, si todo esto que expreso no es así; demando me expliquen ¿qué es? ¿UN 30%? ¡Fundaméntenmelo! Porque si no se puede hacer esto será lisa y llanamente ¡un hurto!

Cuando el resultado empresarial resulta una panacea para ustedes, producto del esfuerzo de la PYME, del productor familiar, de todo aquel que elabora para generar una carga que ustedes transportarán y ésta resulta altamente lucrativa, más por los contratos anuales que exigen y las condiciones que colocan (sin considerar otro negociado como es el alquiler de los contenedores; o la movilización de la carga de un lado a otro para justificar el mismo. ¡Claro, me dirán que esto lo maneja un agente de carga! Sí, pero también sabemos muy bien como “funciona”) ¡allí no aplican el mismo criterio!

En esta época de CRISIS real y que nos afecta a TODOS, es cuando se ven a simple vista las personas de bien. Ganar-Ganar significa igualdad. A veces para ustedes las navieras es hasta muy positivo “perder algo para ganar luego y mucho”; pero ganar para hacer perder, créanme no beneficia a ninguno, todo lo contrario.

Aquí, la única manera de ser “decentes” es sentarse a la mesa con todas las partes; eso se llama integración e inclusión social. Mejorar las relaciones con las cargas y sus actores en procura de una armonía socio/medio ambiental; eso se llama sustentabilidad y sostenibilidad. Involucra la ética y la moral en materia de comercios y son los VALORES que conlleva una Logística Justa®.

En este proceso Post Pandemia, debemos hablar hoy de una Logística Solidaria en beneficio del Comercio Exterior de las empresas y su competitividad en los mercados internacionales. Es abusivo querer aprovecharse del sector dueños de las cargas con incrementos en las tarifas y acaparamiento de equipos para subir los precios del mercado.

Ustedes, servidores a las cargas en todas sus formas, ¿se consideran dentro de estos?

 

Ricardo Ernesto Partal Silva

Presidente, Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logística

www.omcpl.org

www.foromundial.omcpl.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here