Stellantis obtuvo récord de producción de vehículos y sufre una gran congestión en España por colapso marítimo

0
80
Coches sin embarcar en Bouzas.
El Puerto y las navieras buscan alternativas para almacenar los vehículos ante el colapso del transporte en Europa | La fábrica suspende la actividad de este fin de semana por falta de microchips

La terminal de coches de Bouzas luce ‘overbooking’. También la campa que Stellantis tiene en Porriño para almacenar los coches que fabrica. La factoría automovilística viguesa es una víctima de la saturación que se está produciendo en los puertos de destino y el colapso del tráfico marítimo internacional y logístico que no permite dar salida a sus vehículos. Son furgonetas, el todocamino y los sedanes de seis marcas (Citroën, Peugeot, Fiat, Opel, Vauxhall y Toyota) dirigidas en su gran mayoría a la exportación. “Buscaremos soluciones para no parar, riesgo a día de hoy no hay”, aseguran fuentes de la empresa que confían en que las navieras encuentren una solución.

Hay más marcas, como Renault, Ford o Mitsubishi y así hasta cerca de una veintena las que se mueven en Bouzas que también se están viendo afectadas. La Autoridad Portuaria de Vigo asegura estar en conversaciones con la factoría de Balaídos y con los operadores en la búsqueda de alternativas para los coches mientras no se alivie la situación generada por múltiples factores. Por un lado, la crisis logística en toda Europa desatada tras la pandemia y por otra parte la falta de profesionales como estibadores o transportistas mientras que la huelga general en Francia, el principal mercado de Stellantis, recrudece el panorama al colapsarse el transporte.

La planta automovilística lidia mientras tanto con otra crisis también ajena, la de los microchips que sigue generando alteraciones en la producción. La empresa comunicaba ayer mismo al comité que se suspende la actividad en las dos líneas en los turnos de día del sábado y el domingo por la noche. Este trabajo del fin de semana es puntual ya que este turno sigue suspendido temporalmente y se programa para recuperar producción. Son ya unos 100.000 los coches que se dejaron de ensamblar en lo que va de año por problemas de aprovisionamiento de componentes, una situación que arrastra a buena parte de la industria auxiliar por las paradas que también se dan en otras fábricas en España, aunque en menor medida que en la de Vigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí