¿A dónde van los granos producidos en Ucrania?

0
111

El buque Razoni, con bandera de Sierra Leona, está cargado con 26.500 toneladas métricas (equivalentes a unas 29.000 toneladas cortas, unidad de masa usada en EE.UU.) de maíz ucraniano y se encontraba navegando el Mar Negro en dirección al estrecho del Bósforo, a través del cual llegará al mar Mediterráneo y los mercados globales, según el rastreador satelital de barcos MarineTraffic. Su destino informado es Trípoli, en Líbano.

El acuerdo entre Ucrania y Rusia se firmó el 22 de julio y contó con la mediación de Turquía, que controla el Bósforo y monitoreará el cumplimiento del pacto, y el auspicio de las Naciones Unidas.

Permite la exportación de cinco millones de toneladas de cereales de Ucrania al mes, a través de un corredor seguro en el mar Negro, e implica un alto al fuego entre Ucrania y Rusia, en guerra desde el 24 de febrero, en torno a este corredor marítimo.

El acuerdo entró en duda apenas un día después de ser firmado, cuando Rusia atacó con misiles de crucero instalaciones portuarias en Odesa. Pero al momento las partes han continuado en su implementación.

Desde el inicio de la guerra se estima que hay unas 20 millones de toneladas de granos ucranianos sin exportar tras la cosecha, y se espera que el acuerdo permita al cereal ingresar en los mercados y contribuya a evitar una crisis alimentaria sobre la cual ha advertido la ONU.

¿Pero hacia dónde van los granos producidos en Ucrania?

De acuerdo con Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Ucrania exportó cereales en 2021 por un valor de US$ 27.800 millones.

Unión Europea, China y la India, principales destinos

El principal mercado de Ucrania es la Unión Europea, que concentró US$ 7.700 millones de las compras, seguida por China con US$ 4.200 millones y la India con US$ 2.000 millones.

Los tres productos agrícolas que lideran las exportaciones ucranianas son las semillas de girasol (US$ 6.400 millones), el maíz (US$ 5.900 millones) y el trigo (US$ 5.100 millones). Le siguen las semillas de colza (US$ 1.700 millones), la cebada (US$ 1.300 millones) y el expeller de girasol (US$ 1.200 millones), un subproducto de la molienda de girasol que usa como alimento para ganado.

La India es el principal comprador de semillas de girasol ucranianas, mientras que China es el principal comprador de maíz, cebada y expeller de girasol.

Los países de la Unión Europea, en su conjunto los mayores compradores de productos agrícolas ucranianos, lideran la compra de colza (usada para fabricar aceite de canola), y ocupan el segundo lugar en maíz, semilas de girasol y expeller de girasol.

Egipto, Indonesia y Turquía, principales compradores de trigo

Dentro de la UE, los principales destinos son Polonia (6,19% del total de exportaciones ucranianas), Alemania (4,02%), Italia (3,72%), Países Bajos (3,44%), Hungría (2,87%) y España (2,43%), según el Observatorio de Complejidad Económica.

Otros importantes compradores son Egipto (principal comprador de trigo e importante comprador de maíz), Turquía (tercer comprador de trigo y segundo de cebada), Indonesia (segundo mayor comprador trigo), Pakistán (colza), Arabia Saudita (cebada), Belarús (expeller de girasol) y Reino Unido (colza).

¿En qué consiste el acuerdo entre Ucrania y Rusia para exportar cereales?

Estas son algunas de las principales disposiciones del acuerdo firmado el 22 de julio por Ucrania, Rusia y Turquía con el auspicio de la ONU:

  • Buques ucranianos guiarán la entrada y salida de barcos cargados de grano a través de un corredor en aguas portuarias minadas en el Mar Negro;
  • En total podrán moverse 5 millones de toneladas de granos al mes;
  • Rusia aceptará una tregua mientras se realicen los envíos a través de tres puertos ucranianos, incluido el de Odesa, y en torno a cualquier buque afectado al traslado;
  • Turquía inspeccionará los barcos para disipar los temores de Rusia de que puedan llevar armas de contrabando, y establecerá un Centro de Coordinación Conjunta en Estambul para actuar en caso de conflicto;
  • Se estima que podría pasar semanas antes de que comiencen los primeros envíos, debido a los numerosos detalles logísticos que deben sortearse.

Rusia y Ucrania son dos de los mayores exportadores de cereales, especialmente trigo y girasol, del mundo, y desde el inicio de la guerra las exportaciones ucranianas han estado seriamente limitadas por el conflicto, especialmente dado que Rusia controla las aguas del Mar Negro, en cuya costa se asientan los principales puertos ucranianos.

Ambos países representan un tercio de las exportaciones mundiales de trigo y el 60% de las de aceite de girasol, y de cada 100 calorías de alimentos comercializadas en el mundo, 12 vienen de Rusia y Ucrania, de acuerdo con datos del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias.

En tiempos de paz, Ucrania exporta las tres cuartas partes de su producción, y el 90% de estas exportaciones tiene lugar a través de los puertos en el Mar Negro, según información de la Comisión Europea.

La merma en las exportaciones ucranianas y la situación global causada por la guerra han impactado en los precios globales de los alimentos, dado que hay unas 20 millones de toneladas de granos retenidas en Ucrania.

Según datos de junio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los precios de los alimentos en el mundo subieron un 17% desde el inicio de la guerra en febrero, y un 21% en el caso de los granos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí