Inicio Noticias Prefectura Naval rompe paradigma y otorga Libreta de embarque a Graciela Santos,...

Prefectura Naval rompe paradigma y otorga Libreta de embarque a Graciela Santos, Convirtiéndola en la primera mujer marinero de Paraguay

12967
0
Compartir
Libreta de embarque otorgado por la PGN a Graciela Santos

Graciela Santos siempre mantuvo el sueño de ser  La Primera Capitán Mujer de Paraguay, sabía que era muy difícil considerando que en Paraguay no estaba permitido el ingreso de mujeres a la carrera de marino mercante. Decidió entonces estudiar para agente marítimo en el año 2010, y realizó las consultas pertinentes para averiguar cómo seguir la carrera de un marino Mercante, le indicaron desde la Prefectura General Naval que solo podría ser limpiadora o cocinera del crucero Paraguay por que “las mujeres no navegan” y eso fue lo que la motivó para iniciar un largo peregrinar de más de cuatro años en el exterior donde encontró las posibilidades que buscaba.  Incluso siendo extranjera, logro cursar del año  2012 al 2016 el curso Oficial Fluvial en Uruguay,   obteniendo el titulo de Oficial Fluvial y Patrón de Cabotaje que le permite navegar hasta 50 millas náuticas de la costa en el mar.

Luego de obtener el título en Uruguay volvió al país con la intención de homologar sus documentos y poder navegar, pero no lo ha logrado, habiendo pasado por discriminaciones y trabas para lograr, decidió entonces acudir a nuestro medio, y accedió a una entrevista telefónica primeramente y en el programa Paraguay Fluvial radio Posteriormente, el hecho tuvo tal repercusión que otros medios masivos de comunicación se habían hecho eco de la noticia y de la discriminación que la Armada Paraguaya debió emitir un comunicado al respecto.

El dictamen finalmente se mantuvo con el rechazo a su solicitud de homologación, incluso recordó que en enero del 2018 fue a entregar una nota de reconsideración en la PGN ocasión que aprovechó para hablar con el entonces subprefecto Capitán Cristhian Ortiz Galeano sobre la situación.

 

“El Subprefecto desde la puerta de su despacho le dice, sin saludar y con actitud prepotente y poco amable, “que querés”, “que necesitas” a lo que Graciela respondió que necesitaba hablar con el mismo en relación al expediente, la respuesta fue “que pucha koa ipohyi laja” (que cargosa ésta mujer), no entandes que no puedo hacer nada que tu título no sirve entre otros varios improperios lejos de mantener una postura de caballero”.

 

Posterior al lamentable episodio vivido en la Prefectura, Gaciela Santos menciono que

 “Si me mantengo en silencio estaré matando mi dignidad de mujer y a la vez  negando la posibilidad de poder formar parte de la Marina Mercante.  Las mujeres debemos luchar para asumir cargos como oficiales de maquinas y puente, vine de una escuela tan transparente que es parte del programa de los cinco países signatarios y del programa del STCW sin haber pagado siquiera ya que la capacitación a las mujeres para ocupar cargos en los barcos en otros países de la región son gratuitos.

Hasta cuando la Marina Mercante será manipulado por la Prefectura y la Armada Paraguaya? la dictadura aún queda impregnada en estos lugares, en donde muchos no pueden gritar a voces por sus derechos por miedo a represalias. Basta de discriminaciones, basta de corrupción, luchemos por el conocimiento el cuál no tiene que tener precio necesitamos un país mejor para nuestros hijos, el silencio solo forma parte de la injusticia y la corrupción.

 

Hoy afortunadamente la historia ha cambiado, Graciela decidió recorrer todo el proceso que un marino debe trazar para llegar al cargo de marinero, ingreso la solicitud para obtención de libreta de navegación de la categoría marinero, el jefe de navegación anterior fue removido de su cargo, en reemplazo asumió el Teniente Cardozo quien muy amablemente accedió a dar curso a los tramites y en menos de 30 días otorgaron la libreta de navegación rompiendo todo paradigma en relación a los tabúes acerca de que las mujeres no tienen capacidades para desempeñarse a bordo de embarcaciones, cuando en los países vecinos, Argentina, Uruguay y Brasil hay mujeres ocupando cargo incluso de capitanes.

 

Se abre toda una oportunidad para el género femenino de acceder a oportunidades laborales en el sector naval, además habla a las claras el cambio de pensamiento dentro de las filas de la Prefectura General Naval y Armada Paraguaya al permitir que se dé este hecho histórico de abrir las puertas para el embarque y desempeño en distintas funciones a bordo de embarcaciones a las mujeres.

Graciela Santos piensa firmemente poner todo su esfuerzo para desempeñarse de la mejor forma, dijo no temer al trabajo duro y pesado de la cubierta, refiriéndose al trabajo de un marinero y está convencida de seguir la carrera hasta lograr obtener el título de Capitán Fluvial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here