Inicio Empresas Perito Naval Oscar Cortessi Criticó duramente a Prefectura, Marina Mercante y CAFyM

Perito Naval Oscar Cortessi Criticó duramente a Prefectura, Marina Mercante y CAFyM

1827
0
Compartir

Durante el Programa Paraguay Fluvial emitido los días sábados de 14:00hs a 15:00hs, El perito Naval y ex director de la Marina Mercante Oscar Cortessi realizó duras críticas hacia la gestión de la prefectura General Naval, La dirección de la Marina Mercante y al Centro de Armadores Fluviales y Maritimos del Paraguay CAFyM.

Se refirió primeramente a las expediciones de certificados y formación profesional del personal mercante indicando que históricamente lo viene haciendo la Prefectura General Naval pero en realidad le corresponde a la Marina Mercante.

 

Al ser consultado sobre la decisión de dejar en manos de la Prefectura estas funciones indicó que nadie tomó la decisión, “la decisión lo tomaron ellos, en la ley 476 articulo 153° indica hasta tanto se organice el Instituto de Enseñanza Náutica, la Prefectura General de Puertos expedirá los títulos o habilitaciones requeridos para el desempeño de cada una de las profesiones náuticas, previo examen de conformidad a los reglamentos y programas dictados por la Dirección General de la Marina Mercante Nacional.. y eso quedó y nunca nadie se ocupo de actualizar, convirtiéndose la prefectura en el mercado persa de venta de cartones hasta hoy día, aun con la existencia de la escuela náutica que tiene nada más que el nombre,  ya que es un centro donde se negocian los cartones, entonces nadie tomó ninguna medida al respecto. Y ahora  además de la Prefectura, Escuela Náutica y Marina Mercante se les unió el centro de Armadores.  El CAFyM está promocionando cursos en supuestos convenios”.

Al ser consultado si esos cursos que se ofrecen tanto en la escuela náutica CINAE y la CAFyM, están reconocidos por el MEC (Ministerio de Educación y Ciencias), indicó que de ninguna manera están reconocidos por tal ministerio y que de su pate ha realizado denuncias el MEC que derivó en resoluciones que habilitaron un par de materias el de maquinas y el de cubierta y nada más.

“Son las dos únicas materias aprobadas pero a su vez tienen falencias ya que uno al concluir estos cursos va a la prefectura para obtener las habilitaciones y quedan a criterio de los mismos otorgar las habilitaciones que varían según lo que a ellos les parezca conveniente y aparte l deficiencia en la formación es muy notoria”.

Dijo que esto ocurre porque no existe ningún control en relación a la malla curricular y al proceso de formación de los marinos mercantes.

“Yo siempre dije  y sigo sosteniendo que la tripulación paraguaya es empírica, yo como perito naval suelo ir a bordo de las  embarcaciones en ciertas ocasione y se nota la falencia en la educación y la formación de nuestros personales, como es posible en un curso de capacitación dar historia a un tipo a quien primero tenes que enseñarlo a leer y escribir, porque ni siquiera concluyó sus estudios secundarios básicos”

En otro momento se refirió a la gestión de la marina mercante diciendo que la institución se encuentra ociosa y ni siquiera saben cuantas embarcaciones realmente hay en  Paraguay, ese dato no se encuentra ni en Marina Mercante ni en Prefectura, el centro de Armadores actúa de dirección de Marina Mercante a su conveniencia indicó.

“Otro de los problemas es que asumen personas sin conocimiento al frente de las instituciones que deben regular estos temas, gente que ni siquiera sabe lo que es un barco, como ejemplo en el gobierno anterior, el jefe del departamento de puertos era un músico, son cargos políticos pero no se le puede poner a cualquiera al frente de las  instituciones”.

Indicó que estos temas convienen a muchos que ocurran porque es el medio que tienen de ganar dinero y no corresponde que la prefectura se pase expidiendo certificados ya que ellos cumplen la función de policía fluvial y no de ente regulador.

 

En otro momento al ser abordado sobre la urgente necesidad de actualizad las leyes fluviales vigentes dijo que la legislación fluvial marítima es del año 1956 y está totalmente desfasada.

“No puede seguir habiendo en la ley la categoría de comisario que indica en el artículo 101 de la ley 476 que en la realidad los comisarios a bordo ya no existen, y dice el Comisario desempeña la función de auxiliar del Capitán en cuanto a la parte administrativa de una embarcación, siendo sus atribuciones y deberes, sin perjuicio de lo establecido en el Libro III, Tit. V del Código de Comercio, los siguientes:  Llevar la documentación del cargamento y otros documentos relativos al servicio administrativo de la embarcación,  Confeccionar las planillas de sueldos y extraordinarios de la tripulación y planillas de pasajes y fletes cobrados a bordo, Recibir las mercaderías conforme a la orden de carga remitida por el Armador, las cuales deben quedar debidamente individualizadas mediante etiquetas y referencias debiendo comunicar al Capitán cualquier irregularidad que observare respecto a las mismas, Controlar las compras efectuadas a bordo para el uso y consumo en la Embarcación,  Confeccionar la Orden de Carga para el control de la Agencia, como asimismo, las declaraciones de entrada y salida de la embarcación entre otros”

 

En otro momento se refirió al rechazo del pedido de homologación de titulo de oficial fluvial por parte de Graciela Santos.

“Esta mujer fue a realizar un curso reconocido por la OMI en el exterior a falta de disponibilidad de formación profesional para mujeres en nuestro país,  y la Prefectura y la Armada dijeron que no aun cuando la misma ley 476 indica en su artículo 155 indica claramente Los extranjeros podrán revalidar sus títulos profesionales de acuerdo a las disposiciones contenidas en los Tratados Internacionales, o mediando reciprocidad, conforme a los reglamentos que para el efecto se dictaren, ella es Paraguaya con un título obtenido en el exterior que la Armada no le reconoce, Uruguay puede tranquilamente ante la falta de reciprocidad, que dice la misma ley, pueden imponer embarcar prácticos y el impacto que esto generaría en la economía Paraguaya” Puntualizó.

 

Oscar Benito Cortessi, también comentó que cuenta con un instituto de formación profesional para marinos mercantes, con 16 materias aprobadas por el MEC pero no son aceptados en la Prefectura”

“Yo tengo el instituto técnico superior marítimo y portuario habilitado para capacitación como carrera por el Ministerio de educación y ciencias pero que pasa?  Van a la prefectura y le dicen los títulos de este instituto no tienen validez, no intenten traer los títulos de este instituto por qué no sirven y no serán habilitados. La Prefectura amenaza a la gente  y esto también es culpa de los tripulantes de los barcos por que como mucho de ellos no saben escribir, tienen miedo a rendir los exámenes, entonces simplemente les es más fácil pagar y esto lo pueden hacer en los cursos no reconocidos y que ofrece la Prefectura. Ahora la CAFyM también se pasa ofreciendo cursos con títulos de Oficial Fluvial, algo que no existe en nuestra legislación actual, por más que este desfasada y se necesite  actualizar, es lo que está vigente y la Cafym es un gremio de empresarios navieros no un instituto de formación como para otorgar ningún título”  Enfatizó.

Dijo  además que la Escuela Náutica no tiene presupuesto por lo tanto solo funciona para recaudar al tiempo de mencionar que para cambiar esta realidad está en manos de la Marina Mercante quien se debe poner los pantalones largos y asumir el rol que le corresponde por naturaleza pero para eso debe asumir personas idóneas.

“Últimamente solo asumen capitanes retirados de la armada que creen que por tener el uniforme creen que conocen estos temas y al final terminan arreglando entre ellos, porque el más antiguo le pide o fue su superior y se termina arreglando todo entre ellos nuevamente y nada cambia, esto se debe erradicar  hay que extirpar a toda esta rosca y hacer nuevos procesos y para ello, repito, deben asumir personas con conocimiento que pongan las cosas en su lugar”.

Indicó que en el mundo faltan personales mercantes idóneos, dijo que en chile capacitan a su gente y envían a trabajar en casi todos los países del mundo puntualizando que deben ser capacitaciones técnicas al nivel de las exigencias del mercado mundial, dijo que “de Paraguay enviamos a algunos países de la región a capacitar pero los que van son burros con diploma que se hacen llamar tale” (sic). Aclarando que los países que los llevan para capacitaciones no les piden los documentos porque embarcan como sobre cargos, tal vez tengan experiencia en navegación, baqueania empírica pero de conocimientos de las leyes y una formación académica mínima no lo tienen eso porque los cursos que se dan de manera oficial desde las instituciones del estado no incluyen materias profesionales para formar tales, dan materias genéricas como geografía, matemática, entre otros indicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here