Inicio Noticias PARAGUAY FUE EL PRIMER PAÍS SUDAMERICANO EN CONSTRUIR BARCAZAS, YA EN EL...

PARAGUAY FUE EL PRIMER PAÍS SUDAMERICANO EN CONSTRUIR BARCAZAS, YA EN EL SIGLO XVI

409
0
Compartir
Imagen Astillero Tsuneishi - Paraguay

Hoy en día, el mercado para la construcción de barcazas en cada vez más amplio. Países como Panamá, Paraguay, Argentina y Uruguay están construyendo cada vez más de este tipo de embarcaciones, sobre todo a petición de otros países como los asiáticos, de hecho Japón y Vietnam cada vez requieren más barcazas.

Paraguay y Uruguay son bien conocidos por su  industria astillera. Paraguay fue la primera nación del cono sur en construir embarcaciones en especial para poder navegar el río Paraná. Ya en siglo XVI se construyó la primera embarcación en Paraguay.

En Uruguay, la llegada de migrantes provenientes de toda Europa impulsó la industria de la construcción naval. Con un importante río navegable en entre Uruguay y Argentina, pronto esta industria tuvo un fuerte apogeo. El comercio empezó a florecer entre uruguayos, brasileños, argentinos y paraguayos, y las barcazas cada vez se hicieron de mejor calidad.

En América del Sur el uso de barcazas es amplio debido a su geografía desmembrada, llena de ríos, fiordos, canales e islas, lo que hace de este tipo de embarcación una buena inversión en especial en los sectores del turismo y del transporte de bienes.

Desde las primeras embarcaciones españolas que llegaron al continente americano, la industria ha avanzado muchísimo. Hoy las barcazas se construyen con materiales que desafían el tiempo y las inclemencias del tiempo. Así, pasaron de ser construidas con madera, ha construcciones de fierro y hoy en día, a ser construcciones de fibra óptica, capaces de transportar tonelajes que antes eran impensados.

Hoy las barcazas son capaces de transportar a cientos de personas con cómodas instalaciones, especiales para el turismo y como medio de transporte las personas que viven en islas, lo que conecta en gran medida a esas personas con las ciudades.

En cuanto al transporte de bienes, se pasó de transportar alimentos y aguas, al transporte de madera, petróleo, gas, fierro, contenedores con todo tipo de mercancías, entre tantos otros. La verdad es que no hay grandes limitaciones en lo que se refiere al transporte de mercancías utilizando barcazas. La única gran limitación es que las barcazas fluviales están sujetas a la profundidad de los ríos navegables que determina la cantidad de peso que pueden transportar. Así los beneficios son muchos más que las desventajas de este tipo de embarcación.

Fuente: (barcazas.com)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here