Inicio Noticias El Paraná es el segundo río más largo de Sudamérica “Semejante al...

El Paraná es el segundo río más largo de Sudamérica “Semejante al mar”

546
0
Compartir
El Río Paraná cuenta con 4880 km de longitud y tiene un caudal de 17 300 m³/s

El río Paraná es uno de los principales afluentes hídricos del continente sudamericano, el caudaloso torrente tiene una longitud de 4.880km, pasa a través de Brasil, Paraguay y hasta confluir con el río Uruguay para desembocar al río de la plata que a su vez llega al océano Atlántico.

En su desembocadura, el Paraná conforma un delta en constante crecimiento, producto de los sedimentos que aportan, principalmente, los ríos Paraguay y Bermejo.

El nombre de Paraná puede ser el apócope de la expresión para rehe onáva que en idioma tupi significa ‘pariente del mar’ o ‘agua que se mezcla con el mar’.

Pero lo más seguros es que la expresión deriva de la lengua tupí-guaraní pará = «mar» + (de aná se suprime una «a» por eufonía) = «pariente» o «semejante». Paraná es, entonces «pariente del mar», en relación a su tamaño.

Otro significado puede ser «emparentado con el mar», observación geográfica realizada por los aborígenes al haberlo navegado en toda su extensión.

El río nace entre los estados brasileños de São Paulo, Minas Gerais y Mato Grosso del Sur, de la confluencia del río Grande y el río Paranaíba

Fluye hacia el sudoeste, marcando el límite del estado de Mato Grosso del Sur con los de São Paulo y Paraná hasta la ciudad de Salto del Guairá, desde donde demarca la frontera entre Brasil y Paraguay en una extensión de 190 km hasta la Triple Frontera entre Paraguay, la Argentina y Brasil.

Desde ese punto, en la confluencia con el río Iguazú, pasa a ser límite entre Paraguay y la Argentina. Aquí el río describe una amplia curva que lo desvía hacia el oeste, hasta su confluencia con el río Paraguay, donde gira bruscamente hacia el sur siguiendo la trayectoria del río Paraguay. El río Paraná a partir de este punto se interna completamente en territorio argentino hasta su desembocadura en el Río de la Plata. En este trayecto final, el río sirve de límite natural entre varias provincias, ya que a su margen derecha (oeste y sudoeste) quedan las provincias de Chaco, Santa Fe y Buenos Aires, mientras que a la izquierda, se encuentran las de Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

La navegación del río Paraná a lo largo de todo su recorrido se ve impedida por la presencia de la represa de Itaipú, que divide el río en dos sectores con navegación fluvial.

El primero está estructurado a lo largo de 3442 km por la Hidrovía Paraná-Paraguay, desde el Río de la Plata hasta Puerto Cáceres, en el estado de Mato Grosso. Constituye una importante vía fluvial que proporciona una salida al océano a ciudades interiores de Argentina y Paraguay. El dragado, mantenimiento y cobro de peaje del canal está concesionado a la empresa Hidrovía SA. La tarifa básica del peaje es de 1136 dólares estadounidenses por tonelada de registro neto.

El acceso de barcos oceánicos al Paraná depende del estado de dragado de los principales canales de acceso en el Río de la Plata: el Canal Emilio Mitre (profundidad mínima: 10,8 metros) y el Canal Punta Indio (profundidad mínima: 10,8 metros), así como el de los brazos Paraná de las Palmas y Paraná Guazú, con profundidades de 8,7 y 9,1 metros respectivamente. La profundidad de la hidrovía es de 10,5 metros hasta Rosario (km 416) y de 7,5 metros hasta Santa Fe (km 580). Desde Santa Fe hasta la confluencia con el río Paraguay (km 1240), la profundidad mínima del canal es de 3,60 m, lo que permite la navegación de embarcaciones oceánicas de hasta 1500 toneladas. Desde este punto y hasta Ituzaingó (km 1455), la navegación de convoyes de barcazas importantes es posible, dado que la profundidad alcanza 1,80 m.

La Itaipú Binacional tiene previsto concluir para julio próximo el estudio de factibilidad técnica, económica, ambiental y social, además del anteproyecto y los estudios complementarios de seguridad náutica, para la construcción de una esclusa de navegación sobre el río Paraná.

 

Para estos trabajos se contrató los servicios de la Consultora holandesa Whitteveen+Bos por un valor de 399.400 euros, consignó la “El proyecto contempla la construcción de canales con esclusas en la Margen Derecha del río Paraná, lado paraguayo, y brindará información sobre un estudio económico, haciendo la proyección de las cargas estimadas que pueden transportarse a través de la Hidrovía, por medio de la esclusa de Itaipú; además del estudio de factibilidad económica, con un horizonte de 25 años”, explicó el ingeniero Robert Noguera, coordinador del proyecto por Itaipú, Margen Derecha.

 

Con esta decisión, la Binacional da un paso más hacia el objetivo de presentar a los gobiernos de Paraguay y Brasil el nuevo proyecto de esclusa de navegación sobre el río Paraná, a la altura de la represa, y que complementará a su vez al “ambicioso” proyecto de Hidrovía Paraguay – Paraná.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here