Inicio Empresas Argentina reduce 30% precio de practicaje de U$S 108.000 pasará a costar...

Argentina reduce 30% precio de practicaje de U$S 108.000 pasará a costar U$S 75.600 por embarcación

1784
0
Compartir

BUENOS AIRES (Reuters) – Un funcionario del Gobierno argentino dijo el miércoles que se reducirá en un 30 por ciento el costo de practicaje en los puertos de la región de Rosario, el polo agroexportador del país sudamericano, cuando en diciembre aplique una tarifa máxima al servicio de guía de ingreso y egreso de terminales portuarias.

La decisión oficial se produce en el marco de una ofensiva que el presidente Mauricio Macri lleva adelante para rebajar los costos productivos del país, a los que señala como uno de los principales impedimentos para el crecimiento de la economía.

“La baja esperada será de 30 por ciento, o sea, que los valores a futuro (de las tarifas de practicaje) serán de un 70 por ciento de la actual”, dijo a Reuters Jorge Metz, subsecretario nacional de Puertos y Vías Navegables, sobre los efectos de la tarifa máxima que señaló que será aplicada a fines del próximo mes.

De acuerdo a Metz, actualmente el costo del servicio de practicaje en la zona de Rosario, donde se embarca cerca del 80 por ciento de las exportaciones agrícolas y agroindustriales de Argentina, es de alrededor de 108.000 dólares por embarcación.

Esa cifra representa cerca del 30 por ciento de los costos portuarios que enfrenta un buque que ingresa al Río Paraná para abastecerse en los puertos rosarinos, señaló Metz, quien agregó que gracias a un decreto publicado a inicios de mes la secretaría tiene autoridad para regular la tarifa.

Según la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM), al complejo portuario de Rosario, donde gigantes agroexportadores como Cargill y Bunge poseen terminales propias, ingresan aproximadamente 2.500 buques de carga por año.

Una reducción “es importante porque es uno de los costos más grandes que tenés. El costo más grande hoy es el peaje y el segundo es el practicaje, así que es muy importante”, explicó a Reuters Guillermo Wade, gerente de la CAPyM.

Como parte de la cruzada para incrementar la productividad del sector agroexportador, uno de los pilares de la economía argentina, en septiembre el Gobierno empujó a un gremio que concentraba la estiba en Rosario a aceptar la competencia de empresas rivales tras décadas de monopolio.

Metz explicó que, gracias a la diversificación de proveedores del servicio de carga y descarga de granos y sus derivados, y a negociaciones que llevó adelante el Gobierno, la tarifa de estiba ya ha registrado una caída del 60 por ciento.

HACIA “EL SUPERMERCADO DEL MUNDO”

Desde los días de su campaña presidencial, en el 2015, Macri sostuvo que las cadenas agrícola y agroexportadora de Argentina debían recibir todos los estímulos posibles, para transformarse en el “supermercado del mundo”.

Tras ganar los comicios en diciembre de ese año cumplió su promesa: a las semanas de asumir eliminó límites e impuestos que regían sobre las exportaciones de maíz y trigo, una decisión que celebraron los productores agrícolas e impulsaron las exportaciones.

Según datos del Ministerio de Agroindustria, las exportaciones de trigo entre enero y septiembre escalaron a 9,4 millones de toneladas, un 150 por ciento más frente al mismo período del 2015, cuando regían las medidas intervencionistas de la expresidenta Cristina Fernández.

En el caso del maíz el crecimiento de los embarques en los primeros nueve meses de 2017, frente al mismo período de hace dos años, fue de un 24 por ciento, con 18 millones de toneladas embarcadas.

Uno de los principales obstáculos para el desarrollo agropecuario en Argentina continúa siendo la obsoleta infraestructura de transporte, como también la necesidad de inversiones hídricas, motivos por los que el Gobierno busca atraer inversiones y financiación.

Fuente: swissinfo.ch

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here