Inicio Empresas Argentina: las exportaciones no crecen y se incrementa el déficit comercial

Argentina: las exportaciones no crecen y se incrementa el déficit comercial

224
0
Compartir

En 2017 las exportaciones no levantan cabeza en Argentina. Apenas subieron 0,1% entre enero y agosto. La decisión de los productores de sentarse sobre los silobolsas a la espera de la baja de las retenciones anunciada para el año próximo, junto con la menor demanda de productos por parte de Brasil, nuestro principal comprador, son los dos motivos centrales de esta la mala performance. La parálisis contribuye al aumento del déficit comercial y transmite señales preocupantes en una economía ávida por la llegada de dólares frescos.

En agosto, el déficit comercial fue de US$1.083 millones. Acumula US$4.498 millones entre enero y agosto y se perfila a cerrar el año por encima de los US$6.000 millones.

Con los brotes verdes cobrando fuerza y el dólar atrasado respecto de la inflación, las importaciones subieron 25% anual el mes pasado y 16,8% en el año. En cambio, las ventas externas de productos primarios se desplomaron 28% en agosto y 9,5% en el acumulado. La consultora Abeceb detalla que la mitad de la caída se explica por menores precios de exportación de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario, que representan el 40% del total de las ventas externas. Y la otra mitad porque las cantidades vendidas cayeron 22,9%.

Abeceb apunta que la baja de los productos primarios es consecuencia de la demora en la venta por parte de los productores. “Ante condiciones de precio y tipo de cambio que se espera seguirán estables, el principal factor detrás de este comportamiento parece ser la baja de retenciones escalonada que regirá a partir de enero del año que viene, incentivando a los productores con acceso a financiamiento a esperar”.

En el mismo sentido opina Gonzalo Terracini, del proveedor de servicios financieros INTL FCStone. “La reducción de las retenciones es una mejora para el productor. Este es uno de los factores que hace que retenga mercadería esperando a que haya una baja en las retenciones y una mejora en los precios, además de un tipo de cambio favorable”.

Apuesta por la industria

Desde el Gobierno prefieren concentrarse en la buena performance de las manufacturas. El presidente Mauricio Macri les transmitió a sus colaboradores que los productos industriales, que conllevan más mano de obra y aportan más valor agregado, son los que van a traccionar la llegada de dólares.

Las manufacturas de origen industrial (MOI) acumulan un aumento de 10,9% en los ocho meses de 2017. Desde el Gobierno destacan que la exportación de vehículos, principalmente pick-ups a Brasil y a algunos destinos no tradicionales sigue recuperándose, al igual que las ventas de aluminio a México y EE.UU. El biodiesel en cambio ya refleja una fuerte caída producto del cierre del mercado norteamericano, compensado en parte por la reanudación de las ventas a España y Países Bajos.

Las exportaciones industriales tuvieron un incremento récord en seis años y suman cinco meses seguidos de alza. En el entorno de Macri resaltan que las ventas de las MOI a todos los destinos, exceptuando Brasil crecen 19%, mientras que las exportaciones industriales hacia el país vecino suben 3%. Y destacan que si la recuperación que ya está exhibiendo Brasil se consolida, el crecimiento será aun mayor.

Puertas adentro, sostienen que el fortalecimiento de las MOI se potenciará a partir de una serie de medidas que tomó el Gobierno. Entre ellas la simplificación de trámites para las exportaciones de las pymes que llevó adelante el ministro de Producción, Francisco Cabrera. Y también les ponen fichas a las negociaciones que están llevando adelante con los gremios para mejorar la competitividad a través de cambios en los convenios laborales y a la reforma tributaria.

Dentro de las exportaciones industriales, el Gobierno apuesta a potenciar nuevos rubros, entre ellos, la industria papelera. Apuntan que en la última década los países vecinos desarrollaron estas exportaciones mientras Argentina se estancó. Así, el sector pasó de representar el 0 al 3% de las ventas externas de Uruguay, mientras que en Chile mutó del 1 al 6%. Aquí se mantiene estancada en el 1,5%.

Para lograr el despegue de este sector hace falta atraer a nuevos inversores y para conseguirlo, los funcionarios resaltan que es necesario contar con un nuevo marco regulatorio e impositivo. Ponen como ejemplo la situación de Misiones, que cobra Ingresos Brutos a las exportaciones y tiene una ley de salubridad para los trabajadores que “hace imposible” la llegada de inversiones, según los dichos de los funcionarios. Pero se muestran confiados en que se pueda reflotar al sector, con convenios al estilo del que se firmó con la Cámara de la Madera Argentina, que permitirá construir 50.000 viviendas sociales por año.

Además, para seguir impulsando las exportaciones, el Gobierno apuesta a la diversificación de destinos: la Unión Europea para compensar el cierre de Estados Unidos para el biodiesel, y Chile, Australia, Colombia, Perú y Sudáfrica, entre otros, como nuevos mercados para el sector automotor. Y resaltan que según el último informe de LatinFocus, el año cerrará con un aumento en las exportaciones superior al 3%.

No todos comparten ese optimismo. Desde la consultora Ecolatina señalan que “pese a la quita del cepo, las restricciones a las exportaciones y la reducción/eliminación de retenciones, la performance de las exportaciones, que son la única fuente genuina de dólares, deja mucho que desear. Se acumula deuda en dólares pero no crece la capacidad de repago”.

Fuente: clarin.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here