Inicio Noticias Agroproductores reclaman falta de acompañamiento del Gobierno con medidas impositivas diferenciales para...

Agroproductores reclaman falta de acompañamiento del Gobierno con medidas impositivas diferenciales para la actividad

54
0
Compartir

Aún cuando la agroindustria local puede generar mucha mano de obra, no cuenta con respaldo gubernamental para seguir invirtiendo, lamenta, comunicado mediante, la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO).

El gremio señala que la agroindustria nacional transforma actualmente menos de la mitad de la producción de soja por factores como la falta de acompañamiento del Gobierno con medidas impositivas diferenciales para la actividad de este sector.

Dice que exportar materia prima en estado natural no genera puestos de trabajo y valor agregado en nuestro país, sino en el exterior, y no trae beneficios localmente, e inclusive, inversiones que podrían haber sido radicadas en Paraguay, terminan instalándose en otros países.

Destaca que la agroindustria sudamericana es la más importante del mundo, y que nuestro país comenzó a modernizar esta actividad con nuevos complejos a orillas del río Paraguay, a comienzos de esta década. “El desafío ahora es poder convertirse en un centro de procesamiento de materia prima agrícola, pues es la actividad industrial la que genera mayores beneficios a una nación”, asegura.

Al referirse a las ventajas del procesamiento de la soja sobre la exportación en su estado natural, la cámara señala que la industria ofrece más y mejores puestos de trabajo, un alto efecto multiplicador en la economía del país, al involucrar a varios sectores (producción, industrias, servicios, etc.) y el autoabastecimiento de sus derivados para el país.

Desde la perspectiva de la CAPPRO, la agroindustria se encuentra en una competencia con desventajas, porque no se están tomando medidas acertadas para contrarrestar las distorsiones que se generan con las políticas de apoyo industrial que se aplican en otras economías de la región.

La gerente de la cámara, abogada Sandra Noguera, afirmó que entre la exportación de productos transformados y la salida de materia prima en estado natural debería existir un diferencial impositivo, ya que los volúmenes de inversión para la industrialización son mucho mayores, por lo que un costo diferencial en destino puede ser determinante en la decisión de seguir o no procesando soja dentro del país. “Esta es una solicitud de la agroindustria local desde hace varios años”, enfatizó.

Toda esta situación se ve agravada por el hecho de que a las industrias procesadoras ni siquiera se les devuelve el 100% del IVA, crédito generado por la exportación de productos industrializados, como lo prevé la Ley N° 5063 para tener un IVA diferenciado con relación a la exportación de soja en estado natural.

Interpretación arbitraria

Noguera aseveró que sobre la base de una “interpretación arbitraria” del Decreto Nº 1029, se otorgó a la agroindustria el mismo tratamiento tributario previsto para los exportadores de granos en estado natural, “con lo que se evidencia que las grandes inversiones y riesgos de las industrias no son tomadas en cuenta en la política fiscal del Gobierno actual”.

La CAPPRO insiste en que no existen medidas que ofrezcan alguna ventaja a las industrias locales de molienda. Señala que la distorsión en el mercado es tan fuerte que incluso los procesadores se ven obligados a exportar soja en estado natural, ya que el costo de procesamiento puede tener una incidencia negativa en su márgenes de molienda.

País competitivo

Asimismo, el gremio señala que, si realmente se desea alcanzar la visión del Plan Nacional de Desarrollo Paraguay 2030, y convertirse en un “país competitivo”, ubicado entre los más eficientes productores de alimentos a nivel mundial, con industrias pujantes e innovadoras, que empleen fuerza laboral capacitada, se debe trabajar en generar las condiciones necesarias para que aumente la inversión en el país.

 

Fuente: abc.com

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here